sábado, 20 de abril de 2013

BMN plantea el cierre de 34 oficinas de CajaGranada en su nuevo plan de ajuste


GranadaHoy 20/04/2013

 


La mayoría de las sucursales que figuran en este planteamiento inicial que la dirección del banco ha presentado a los sindicatos son de la red de Andalucía Occidental En la capital no se vería afectada ninguna oficina

El tercer plan de reestructuración de BMN, al que la entidad se comprometió con Bruselas para recibir los fondos de la recapitalización, va tomando forma. En la última reunión que la dirección del banco mantuvo con los sindicatos, la entidad planteó su propuesta inicial, que a partir del 29 de abril entrará en periodo de consultas.
 La plantilla del banco debe reducirse a 4.189 personas, por lo que, descontando a los 2.003 trabajadores que se incorporarán al Banco Sabadell tras el acuerdo entre las entidades, supone un 'excedente' de 1.163 personas. Así lo explicaron ayer los sindicatos, que señalaron que el plan de BMN pasa por reducir 393 trabajadores de entre el personal de red; 50 del de soporte a red; 420 de servicios centrales; y 300 a través de suspensiones de contratos. En el caso de CajaGranada, según las estimaciones de los sindicatos este plan de ajuste podría afectar a más de 300 trabajadores. 

El recorte de personal lleva aparejada una reducción de la red territorial. BMN planea cerrar 85 oficinas pertenecientes las tres entidades que forman parte del grupo: Caja Murcia, Sa Nostra y CajaGranada. A la entidad financiera granadina le corresponde, según este planteamiento inicial, el cierre de 34 oficinas, un 40% del total. De ellas, 6 están ubicadas en Sevilla, 5 en Almería, 5 en Cádiz, 5 en Huelva, 3 en Jaén, 3 en Málaga, 2 en Córdoba y 5 en la provincia de Granada. 

Aunque no se 'tocará' ninguna oficina de la capital, BMN apunta al cierre de las oficinas que la entidad financiera granadina tiene en Bérchules, Colomera, Moclín, Trevélez  y Motril.
El vicesecretario del Sindicato de Empleados de CajaGranada, Pedro Torres, explicó ayer que los cierres de oficinas de la entidad financiera granadina "afectan fundamentalmente a Andalucía Occidental", ya que en Granada se trata de oficinas pequeñas, en las que los trabajadores serían "fácilmente reubicables". Sin embargo, la cifra de despidos que ha planteado BMN en las negociaciones no son nada fáciles de digerir. "1.163 despidos o suspensiones son 1.163 problemas y dramas familiares", indica Torres, que recuerda que este es el tercer plan de reestructuración así que el recorte de personal no podrá realizarse, como en anteriores ocasiones, con traslados o prejubilaciones. "Antes había más dinero, se podían hacer prejubilaciones, y no teníamos una normativa laboral como la actual. Estas circunstancias impiden posibles salidas naturales, así que todo recorte de personal será un drama.
Además, en la reunión la dirección de BMN también puso encima de la mesa una modificación sustancial de las condiciones de trabajo de los empleados que se queden en la entidad, que suponen "una pérdida considerable tanto del nivel adquisitivo como de las bonificaciones sociales".
 En el caso de CajaGranada, esta reducción salarial podría llegar hasta el 30%. 

Así que el periodo de consultas del despido colectivo, que comenzará el próximo día 29, se prevé tenso. Desde el Sindicato de Empleados de CajaGranada anunciaron que las organizaciones sindicales tienen prevista toda una batería de movilizaciones que podría concluir con un día de huelga las jornadas previas al fin del proceso de negociación. Concentraciones en todas las ciudades claves para BMN, paros intermitentes todas las semanas y jornadas de huelga son algunas de las medidas que adoptarán los trabajadores para pedir que el plan de ajuste sea lo menos duro posible. 

Desde Comfia de CCOO señalaron que "no puede plantearse un excedente de plantilla de esa cuantía en una entidad donde las prolongaciones de jornada están a la orden del día". Además, el sindicato asegura que "la situación de BMN no es responsabilidad de su plantilla, sino de sus gestores, incluyendo a quienes han formado parte de sus órganos de Gobierno", y recuerda que BMN no es como otras entidades nacionalizadas: "se ha mantenido a los gestores y estos sostienen que el proyecto tiene viabilidad futura". Así que CCOO exige "una negociación real basada en una amplia gama de medidas pactadas" como prejubilaciones, excedencias, suspensiones o bajas voluntarias; y la renuncia por parte de la dirección "de cualquier planteamiento de bajas forzosas.Por su parte, fuentes de BMN explicaron ayer que por el momento sólo se han producido negociaciones informales y que en cualquier caso sólo es una propuesta inicial que podrá ser debatida una vez que comience el periodo de consultas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada